COMUNICADOS DE LA ADMINISTRACIÓN

Abrimos de nuevo el servicio de comentarios del blog, moderados para entradas con más de 25 días, para así poder evitar de manera más fácil spam/publicidad.

Normativas básicas:

1) Por favor, centrarse en el tema de la entrada.
2) Respeten las opiniones ajenas. Pueden debatir, pero no desmerecer, ni insultar a otros.

jueves, noviembre 19

Karakuri ningyo, autómata en Innocence

De todos es sabido la afición de los japoneses por los robots, pero esa afición no nació con la electrónica sino mucho antes. Se puede decir que en el periodo Edo (1603-1867) comenzó la investigación de la robótica con la creación de unos juguetes mecánicos que imitaban a los humanos, aunque estos juguetes ya se fabricaban de manera más tosca desde el siglo VII.
Los karakuri eran usados generalmente por las familias mas pudientes para impresionar a las visitas, aunque también se usaban en espectáculos. Unos muñecos bajaban escaleras, otros escribían, otros servían el té...este último nos suena.
Las muñecas que servían té funcionaban de una manera simple pero con un mecanismo complejo: al colocarle una taza en la bandeja que portaba, esta echaba a andar, y cuando el invitado cogía su taza, paraba. Cuando acababa de tomarse el té, volvía a dejar la taza en la bandeja y la muñeca daba un giro de 180 grados y volvía a echar a andar.

Cuando uno ve Innocence le llama la atención esa muñeca mecánica que le sirve el té a Togusa en casa de Kim. Efectivamente es una de estas muñecas (digamos que está basada en un karakuri, porque esta tiene cerebro electrónico y demás electrocosas). Incluso el cuerpo del propio Kim no es más que un muñeco mecánico.
Ya lo dijo Oshii, que con Innocence quería hacer una película sobre muñecos.

He subido un vídeo a youtube con la escena del karakuri:



Y he encontrado un vídeo de un karakuri real que sirve té:


Y este directamente es que me ha impresionado:


Artículo desarrollado por nuestro amigo Ávalos.

MOVIMIENTO POR SAC3RD

#wantstandalonecomplexseason3

Está muy bien que lo deseemos, pero en este mundo de las redes sociales es raro que no haya un movimiento más grande, así que propongo es...